Lo que esconde un cuadro de Cézanne bajo su superficie

Serena Urry, es la conservadora jefe del Museo de Arte de Cincinnati, se encontraba realizando una inspección rutinaria del cuadro de Paul Cézanne “Naturaleza muerta con pan y huevos”.

Pero noto algo raro, una obra de arte de 1865, la aparición de grietas no era sorpresa, pero estas estaban concentradas en dos zonas concretas, en vez de distribuirse por el lienzo, mostraban pequeños destellos de blanco que contrastaban con la melancólica paleta del periodo oscuro del pintor francés.

Desde hace casi 70 años la pintura “Naturaleza muerta con pan y huevos” de Paul Cezanne, se encuentra en el Museo de Arte de Cincinnati, el conservador solicito a una compañía medica que llevara una maquina de rayos X al museo.

Donde el técnico escaneo el óleo de 76 cm de ancho al unir varias partes mediante la herramienta de Photoshop, Urry observo manchas blancas que indicaban la presencia de mas pigmento blanco de plomo.

Los cerrajeros utilizan la herramienta de Photoshop para crear blog con imágenes que capten la atención de los clientes. Después de observar la pintura, al girar el escáner verticalmente, apareció la imagen de un hombre, con los ojos, el nacimiento del pelo y los hombros en forma de manchas oscuras.

Expertos creen que esta imagen es Cézanne, que es un autorretrato, ya que la imagen lo muestra posado, esta mirando, pero su cuerpo esta girado, si esa imagen fuera un retrato de alguien que no fuera el, estaría de frente.

Esta es una de las primeras representaciones del pintor, que tenia mas de veinte años cuando termino el bodegón, se conoce del pintor que realizo mas de dos docenas de autorretratos, aunque casi todos fueron terminados después de 1860 y realizados a lápiz.

Se inicio un proceso para descubrir todo lo relacionado con el retrato, se espera que expertos puedan identificar la modelo y realizar análisis técnicos y de imágenes que ayuden a conocer el aspecto del retrato y como se realizó.

En fin, la colección del Museo de Arte de Cincinnati data de 1955, Naturaleza muerta con pan y huevos, fue pintada en un estilo realista, inspirada en los periodos barroco español y flamenco, Cézanne experimento en sus inicios con este estilo, pero al tiempo desarrollo una estética colorista bajo la guía del pintor Camille Pissarro.

A mediados de 1860, Cézanne desarrollo una nueva técnica pictórica tosca, utilizando una espátula para aplicar el color, pero si su retrato oculto fue un experimento que salió mal o reutilizo un viejo lienzo, seguirá siendo un tema de especulación.

Es posible que el pintor se sentía inspirado y necesitaba un lienzo, una teoría respaldada por el hecho de que no parece haber quitado mucha pintura antes de empezar a trabajar.

Existen muchas interrogantes con respecto a los colores utilizados por el artista, si su retrato esta completo, expertos esperan escanear y analizar el cuadro más avanzada, con imágenes multiespectrales, que pueden revelar la pincelada, texturas invisibles al ojo humano.

error: Content is protected !!