El arte y sus beneficios

Sin categoría

Muchas personas consideran que el arte es un derecho de algunos privilegiados, sólo porque han desarrollado su talento a nivel profesional. Nada más lejos de la realidad, todos tenemos capacidad artística, y cada individuo es quien decide desarrollarla o no.

El arte ofrece una serie de beneficios a quien la practica, aunque la persona que crea arte se esté iniciando en ella, y quizás el resultado no se trate de una composición de Beethoven, o un cuadro al estilo de Picasso, este artista puede dar origen a creaciones impresionantes, al mismo tiempo recibe que los saludables beneficios del arte.

Y es que el arte ofrece muchos beneficios terapéuticos, por lo que recomendado para personas que están sometidas bajo un fuerte estrés, personas con algún desorden mental o alguna discapacidad (física o mental), y especialmente para niños y adolescentes, quienes están enfrentado una serie de retos en su vida escolar, así como cambios en su vida personal.

Recuerde que no existe límite de edad para comenzar a disfrutar de los beneficios que el arte ofrece:

Ayuda a liberar el estrés

Es una situación sin sentido, pero cuando el nivel de estrés es elevado, y el organismo exige una pausa mental, los pensamientos se resisten a ello. Sin  embargo, es posible distraer esa tensión ocupando la mente en otra actividad, brindándole el descanso que su mente tanto necesita.

Pintar, esculpir, tomar fotografía, incluso aprender otras actividades manuales, como la del cerrajero, quien gracias a sus conocimientos ayuda a solucionar problemas de seguridad en el hogar.

Indiferentemente al tipo de arte que desee incursionar, mientras más lo practique, tendrá más posibilidades de entrar en un estado mental en el cual las ideas fluyen fácilmente, permitiéndole disfrutar del placer y satisfacción en la actividad que está realizando, al mismo tiempo que le dice adiós al estrés.

Estimula el pensamiento creativo

El cerebro está dividido en dos partes, una de ellas se encarga del sentido lógico, mientras que la otra se encarga de la parte creativa. Cuando las partes del cerebro son estimuladas se estimula el crecimiento de nuevas neuronas cerebrales, así como nuevas conexiones entre ellas.

Es muy agradable saber que mientras practica una actividad que le apasiona, que no tiene respuestas correctas o incorrectas, que le aleja del estrés y además estimula al cerebro a mejorar sus funciones.

Mejora la autoestima

Cuando la persona tiene la dicha de practicar un arte que le apasione, esto estimula la secreción es un neurotransmisor conocido como dopamina, el cual se relaciona con el placer, y además brinda la sensación de bienestar.

Aparte, este neurotransmisor influye en la motivación y la concentración, favoreciendo así la generación de impulsos que estimula la concentración en las metas reales. Esto es debido a que la dopamina da un sentimiento de recompensa, por lo que el cerebro estará en buen estado.

Favorece el desarrollo de tolerancia, afecto y empatía

De acuerdo a estudios realizados por el neurólogo Semir Zeki, cuando un individuo observa una pieza de arte, siente un placer que ocurre gracias a la liberación de dopamina en las partes del cerebro que se activan generalmente cuando estamos enamorados, lo cual nos hace felices, y para alguien feliz, es menos probabilidades de desarrollar algún sentimiento negativo, al contrario, el afecto, la tolerancia y la empatía se ponen de manifiesto.